Matsui Whisky

Destilado del mes

 

 

Llega febrero y con el segundo mes del año, llega a nuestro portfolio una de los whiskys que mejor se están posicionando entre los amantes de este destilado, en especial entre los que aprecian los whiskys procedentes del país del sol naciente.

Matsui Shuzo es la corporación más antigua registrada en la región de Tottori, en Japon.  Los Gobernantes, denominado Ogawa Shuzo, era una antigua familia que dirigía una cervecería de sake del período Edo (s. XVII - XIX).

La destilería Kurayoshi se encuentra en las estribaciones del monte Daisen, el cual se ubica en la prefectura de Tottori, Japón.

Se eligió esta ubicación para construir la destilería entre otras cosas por la pureza de las aguas de la zona, 

Ingrediente indispensable para la destilación del whisky. 

 

Kurayoshi, significa en japones "La vida es buena" y hace referencia a como se vive en la zona, y la influencia del clima en el proceso de elaboración de sus whiskys, ya que el rango de temperatura anual en el lado del Mar de Japón es grande, y el envejecimiento del whisky también avanza mas rápidamente en comparación con los que se elaboran en tierras Escocesas.

Kurayoshi es una destilería pequeña, operada por un pequeño grupo de personas amantes del “agua de vida”, los cuales saben impregnar en cada una de sus creaciones la personalidad de Kurayoshi, gracias a su Whisky Maker, a la magia que aoprtan sus barricas y como no, a la naturaleza y sus ingredientes.

 

El agua de buena calidad es esencial para la elaboración de un buen whisky,  al igual que la calidad de la cebada con la que se elabora. Si a esto le sumamos un meticuloso proceso de destilación, Kurayoshi consigue un Espiritu de calidad y matices muy especiale, Después llega el proceso de envejecimiento, el cual es muy importante para para el resultado final.

Kurayoshi utiliza barricas especiales que solo se usan en Japon como son las  Mizunara (roble japonés) y Sakura (madera de cerezo) en armonía con las clásicas barricas de ex bourbon, y  vino de jerez.

Kurayoshi es una destilería relativamente joven, nacio en 2015. 

Hasta hace poco utilizaban cebada de dos hileras procedentes de otros paises, pero con la ayuda del agricultor local, el Sr. Matsumoto, han comenzado a cultivar su propia cebada de dos hileras en la ciudad de Kurayoshi. Continuando con el espíritu de las generaciones pasadas, el Sr. Matsumoto tiene un profundo afecto por Kurayoshi. 

 

Su idea, es en los proximos años  hacer whisky utilizando ingredientes exclusivamente locales procedentes de la localidad de Tottori. Siguiendo la filosofía de destilerías tan especiales como son Bruichladdich y Kilchoman, en Escocia.

Vamos con sus Whiskys

The Tottori bourbon barrel.   43%

The Tottori es el Blended whisky que elabora  Kurayoshi. Esta elaborado a partir de whiskys de malta y grano procedentes de Escocia y Japón. Esta expresión, después de ensamblarse, se envejece en barriles ex bourbon americanos, los cuales ayudan a desarrollar fuertes e intensas notas de vainilla.

En nariz notamos melocotones en almíbar, piel de limón, una pizca de humo terroso.

En boca, abundante malta en la parte delantera, trayendo calor ahumado continuo y fruta caramelizada.

Final medio y dulce con notas de uva blanca y azúcar glas.

The Kurayoshi Pure Malt sherry cask.   43%

Kurayoshi es un whisky de cebada 100% malteada, procedente de destilerías de Escocia, que después viaja hasta  Japón, donde se mezcla con whisky japonés, envejecido y ensamblado con las suaves aguas de Prefectura de Tottori.

El Kurayoshi pure malt sherry cask, es una mezcla de maltas envejecidad durante tres años en barriles de Jerez.

Es de color ambarino dorado con suaves destellos cobrizos.

De aromas frescos y cítricos de piel de limón y pomelo, junto con recuerdos de manzanas asadas, vainillas y miel, con fondo de chocolate amargo.

Entrada seca y con paso cálido, con notas de frutos secos, almendras y nueces, pan recién horneado y roscón de reyes,

con fondo de chocolate y uvas pasas típicas de la barrica de jerez, con un final ahumado, ardiente y amargo.

The Kurayoshi Pure Malt 8 años .   43%

Envejecido en barricas de roble blanco ex-bourbon hasta 8 años.

Los ricos aromas y sabores profundos que muestra el whisky de malta Kurayoshi de 8 años reflejan la maduración en las barricas de roble seleccionadas.

Es de color dorado claro como una naranja seca

En nariz recuerda a cebada malteada fresca y frutos secos.

En boca  notas tostadas dulces y a vainilla.

Su final es ligero es un recordatorio del agua pura de manantial de Tottori utilizado durante la destilación.

The Kurayoshi Pure Malt 12 años.  43%

El Whisky Kurayoshi Pure Malt es envejecido durante más de 12 años en barricas de roble blanco ex bourbon. 

Es rico y fragante con carácter a nuez y sabores de malta. Es un whisky bien equilibrado con toques de vainilla, pasas y un tenue humo. 

El acabado ligero es un recordatorio del agua pura de manantial de Tottori utilizada durante la destilación. 

The Kurayoshi Pure Malt 18 años.   50%

Kurayoshi Pure Malt 18 años tiene un estilo escocés con sabores complejos y profundos. Bien equilibrado con un sabor suave que combina notas dulces y especiadas complementadas con matices de malta. El final es elegante y ligeramente ahumado y de color oro.
En Nariz nota a malta de cereal inflado y pan, toque de cáscara de limón y hierba seca.
En boca notas a miel, limón confitado y sabores a malta seguidos de especias y paja seca.
Tiene un final largo, con un toque dulce con aromas a trigo y crema de vainilla. Ligero ahumado. 

The Matsui Sakura Cask.   48%

Envejecido en barriles del árbol Sakura, el famoso e icónico cerezo japonés. Este árbol ocupa un lugar importante en la cultura japonesa. A menudo se usaba como una metáfora sobre lo efímero de la belleza y la vida. Siempre ha sido una fuente de inspiración para los artistas japoneses. 

El envejecimiento tiene lugar en la prefectura de Tottori en un entorno natural donde la temperatura varía drásticamente de una estación a otra. Luego se diluye con agua de manantial natural de alta calidad de Mont Daisen. 

¡Esta obra maestra hecha con corazón y pasión por el equipo de Matsui!
En su etiqueta se puede apreciar obra de arte "Belleza en el jardín de los cerezos en flor" de Kikukawa Eizan. 

Es de color ámbar claro.
En nariz es complejo, lleno y dulce con sabores a flor de cerezo. 

En boca es intenso y ligero al mismo tiempo, notas a cereza. 

The Matsui The Peated.   48%

Se pone especial cuidado a la selección de la cebada malteada que se utiliza para elaborar este whisky. El Whisky maker cree que la calidad del grano tiene un fuerte impacto en la destilación, el envejecimiento y la complejidad del producto final. 

Esta envejecido en barriles de roble americano en la prefectura de Tottori en un entorno natural muy favorable para un buen envejecimiento. Luego se diluye con agua de manantial natural de alta calidad de Mont Daisen. 

‘The Peated’ transmite sabores dulces y afrutado con un acabado ahumado. ¡Una obra maestra hecha con cuidado y pasión! 

En su etiqueta se puede apreciar obra de arte La gran ola "por Katsushika Hokusai". 

Es de color ambar claro
En nariz, notas de cereal recién cortado, vegetal y turba ligera 

Su paladar es fresco y ahumado. Su final es ahumado de medio recorrido. 

The Matsui Mizunara Cask.  48%

Envejecido en barricas de roble Mizunara. El roble Mizunara o “roble de agua” es conocido por su rareza y la dificultad de trabajarlo en las barricas. Los destilados envejecidos en este tipo de roble obtienen sabores únicos y originales. El envejecimiento tiene lugar en la prefectura de Tottori en un entorno natural donde la temperatura varía drásticamente de una estación a otra. Luego se diluye con agua de manantial natural de alta calidad de Mont Daisen. 

¡Esta obra maestra hecha con corazón y pasión por el equipo de Matsui! 

En su etiqueta se puede apreciar la obra de arte "Treinta y seis vistas del monte Fuji" de Katsushika Hokusai. 

Es de color ambar claro
En nariz es fresco, vainilla, toque de especias
En boca vuelve la frescura, cierta complejidad y redondez. Notas a roble con especias orientales
Final medio con notas de caramelo.